Saltear al contenido principal

El ermitaño: Cómo se interpreta con otras cartas

ermitañoEl Ermitaño es un Arcano que simboliza el conocimiento y la sabiduría. Se asocia con la búsqueda del equilibrio interior, con el transcurso por el camino espiritual que nos ayude a tener una mayor conciencia de nosotros mismos, a conseguir esa luz que nos alumbre de la forma más correcta y adecuada siguiendo nuestra propia naturaleza. Cuando aparece en una tirada de cartas, siempre teniendo en cuenta el resto de Arcanos que la acompañen, suele tener una interpretación positiva, en el que se acentúa el interés por progresar y evolucionar, tanto intelectual como espiritualmente, tras un proceso de reflexión, análisis y meditación de los pensamientos en concordancia con el mundo en el que vivimos. El Ermitaño se asocia con un estado de observación, de soledad, de detener o frenar el ritmo para poder analizar  con mayor claridad los acontecimientos.

Vamos a ver la interpretación de la carta del Ermitaño en combinación con otros Arcanos del Tarot.

El Ermitaño en combinación con el Mago

La presencia de la carta del Mago después del Ermitaño, podría indicar que aparece una persona en tu vida, dispuesta a hacerte la compañía que necesitabas, invitándote a que te alejes de tu estado de soledad para compartir tus pensamientos y tus emociones. Podría tratarse de una persona que trae una visión nueva a tu vida, que te proporciona sabios consejos o te motiva lo suficiente como para que quieras iniciar un cambio, un empujón hacia la actividad, hacia aquello que quieres conseguir. Es una combinación que augura algún tipo de transformación que, dependiendo del resto de cartas que acompañen a la tirada, podría tener un valor más o menos positivo, aunque lo más probable es que se identifique con una renovación de los sentimientos, con un renacer propiciado por algo que tú mismo puedes llevar a cabo para mejorar tu situación.

El Ermitaño en combinación con la Sacerdotisa

La Sacerdotisa puede identificar la presencia de una persona, posiblemente mujer, que se muestra con cierta timidez o reservas y, cuando aparece en compañía del Ermitaño, podría indicar que llega dispuesta a ayudarte a abandonar tu estado de soledad, aunque en lugar de darte directamente su mano, intenta infundirte la confianza que necesitas para que tomes una determinación. Quizá te sirve de orientación para que puedas encontrar los recursos necesarios por tus propios medios.

Si se realizan preguntas sobre el amor y aparece esta combinación, podría interpretarse como la relación entre dos personas que sienten un amor mutuo muy profundo, pero que  se muestran muy cautelosas a la hora de expresar sus sentimientos. Tal vez prefieran actuar  con sensatez y la relación evolucione lentamente, sin precipitarse y llegando a tener las cosas muy claras. La presencia de la Sacerdotisa junto al Ermitaño también podría indicar la llegada de una mujer sabia que, con sus buenos consejos, es capaz de iluminar correctamente tu camino a seguir.

El Ermitaño en combinación con la Emperatriz

Si aparece la Emperatriz en una tirada después de la carta del Ermitaño, y la consulta está relacionada con el terreno profesional, podría augurar algún cambio en la situación laboral. Quizás llegue la oportunidad que se estaba esperando después de una larga temporada de búsqueda, o bien se produzca algún acontecimiento que indique tener que trabajar en colaboración con otras personas. Si trabajas por cuenta propia, esta combinación podría indicar que se presenta la oportunidad de trabajar formando parte de un equipo o una empresa.

Para las consultas relacionadas con el amor, la presencia de la Emperatriz podría indicar el renacimiento interior, la superación de algún fracaso amoroso y las ganas de volver a sentir fuertemente. También podría señalar que se acerca una persona dispuesta a compartir su vida contigo, y que pone fin a una etapa de tristeza o melancolía al poder terminar con un estado de soledad.

El Ermitaño en combinación con el Emperador

La presencia del Emperador junto al Ermitaño en una tirada, puede indicar que tienes que tener paciencia si quieres encontrar a la persona adecuada con la que compartir tu vida. Si la pregunta está relacionada con el amor, podría tratarse de esa pareja ideal que pareces no poder encontrar, aunque también podría señalar algún socio, compañero o aliado para iniciar algún tipo de proyecto en común, que podría estar vinculado al terreno profesional.

El Emperador también podría interpretarse como el aumento de la responsabilidad en el trabajo, o bien que se presenta la oportunidad de cambiar de empleo, lo que podría aumentar el nivel adquisitivo.

En función del resto de cartas que acompañen a la tirada, la presencia del Emperador también podría estar relacionada con la obtención de una serie de recursos que fomentan la seguridad y confianza en uno mismo.

El Ermitaño en combinación con el Sumo Sacerdote

Que aparezca la carta del Papa después del Ermitaño en una tirada, suele interpretarse como la necesidad de retiro y reflexión del individuo para analizar algún tipo de situación, que requiera tomar una importante decisión. El Papa representa la sabiduría, la necesidad de conocer el terreno sobre el que se pisa antes de iniciar cualquier nuevo proyecto, ya sea en lo personal como en lo profesional. En este campo, y siempre dependiendo del resto de cartas que aparezcan, podría interpretarse como la oportunidad de trabajar en equipo, de conseguir óptimos aliados para lograr los objetivos marcados y que la actividad fluya de una forma natural y consensuada.

Si la consulta está relacionada con el amor, la aparición del Papa podría indicar que no necesitas relaciones efímeras o esporádicas, sino que quieres tomarte en serio la búsqueda del amor verdadero, lo que podría frenar tus impulsos y evitar precipitaciones innecesarias. Puedes tomar conciencia de que la persona con la que podrías iniciar una relación seria, estable y duradera, va a acercarse a ti con calma y precaución.

El Ermitaño en combinación con los Enamorados

Si aparece la carta de los Enamorados junto al Ermitaño, podría indicar que tu situación de soledad empieza a incomodarte y no consigues apreciar lo positivo de tu estado. Parece que no consigues entender tus propios sentimientos, porque has elegido la situación en la que te encuentras y en lugar de alegrarte por ello, empiezas a sentir que te sumerges en una incómoda tristeza. Si tu consulta está relacionada con el amor, la presencia de los Enamorados junto al Ermitaño, podría señalar que tu soltería está a punto de llegar a su fin porque aparece una persona de la que podrías enamorarte.

Por otro lado, y en función del resto de cartas que salgan en la tirada, esta combinación podría interpretarse como una especie de consejo, que señala que deberías ser más cauto y humilde a la hora de iniciar un nuevo proyecto, ya que necesitas un tiempo de adaptación y aprendizaje que te aportará las herramientas y los recursos que no dispones.

El Ermitaño en combinación con el Carro

Cuando el Carro aparece junto al Ermitaño en un tirada, puede indicar algún tipo de cambio o transformación que se produce gracias a tu actividad, a que te movilizas, a que realizas algún tipo de desplazamiento que te obliga a abandonar tu soledad, tu escondite y tu refugio para poner en práctica todo lo que has podido desarrollar tras una etapa de reflexión.

El Carro también podría señalar que encuentres el amor en algún viaje que tengas que realizar próximamente, trayendo a tu encuentro  una persona con la que tienes muchas cosas en común y que la casualidad o el azar une vuestros caminos.

Teniendo en cuenta las otras cartas que pudieran aparecer en la tirada, podría interpretarse  como una mejora en determinadas relaciones personales, que han podido sufrir algún tipo de cambio por el transcurso del tiempo. Un tiempo que puede haber actuado a favor; si ha servido para que se olviden los rencores y los malentendidos, o bien en contra; si ha provocado que se separen demasiado vuestros caminos y ahora os brinda una oportunidad para recuperar ese tiempo perdido.

El Ermitaño en combinación con la Justicia

Se puede esperar una época de prosperidad cuando la Justicia aparece junto al Ermitaño. Tal vez, puedas ver pronto los resultados obtenidos después de una etapa de esfuerzo y trabajo realizado. Normalmente se interpreta como una combinación positiva, aunque todo depende del resto de cartas de la tirada.

Si la consulta está relacionada con el trabajo, es posible que anuncie la llegada de una interesante oportunidad que se ha hecho esperar demasiado. Se presenta como el reflejo de una consecuencia, que puede manifestarse como una recompensa.

Esta  combinación también se interpreta como un periodo de reflexión para intentar hallar la postura más recta y justa ante una determinada situación. Podrías sentir la entereza y la seguridad necesarias para esperar que el tiempo ponga a cada persona y cosa en su lugar, ya que tienes el total convencimiento de que se hará justicia. No debes provocar los acontecimientos ni intentar adelantarlos, porque no ibas a obtener ningún resultado, o al menos, no iba a ser tan rentable como necesitarías.

El Ermitaño en combinación con la Rueda de la Fortuna

La aparición de la Rueda de la Fortuna junto a la carta del Ermitaño, suele interpretarse como una respuesta positiva a la consulta realizada. Se identifica con algún tipo de cambio, que pueda llegar de forma imprevista, ocasionando incluso sorpresa, pero cuya ejecución podría demorarse demasiado en el tiempo, al menos, más de lo que a ti te gustaría. Pero, aunque sepas que algo va a suceder, incluso teniendo plena conciencia de que un acontecimiento está a punto de ocurrir, no debes intentar adelantar los acontecimientos y es mejor que dejes que que todo suceda a su debido tiempo. Intentar adelantar algo o querer actuar con demasiada precipitación, podría cambiar completamente los resultados que se esperan obtener.

Esta combinación también podría indicar que debes actuar con precaución y premeditación, para contemplar todos los aspectos que pueden resultar favorables en tu vida. Disponer de tiempo para reflexionar en soledad sobre tu futuro, puede darte las claves para encontrar los recursos necesarios que te traigan nuevas oportunidades de cara al éxito y a los propósitos marcados.

El Ermitaño en combinación con la Fuerza

La Fuerza junto al Ermitaño en una tirada, puede interpretarse como la necesidad de tomarse un tiempo de reflexión para discernir claramente cuáles son tus objetivos y qué pasos quieres dar hasta alcanzarlos. El resultado siempre está relacionado con algo positivo, aunque podría concretarse mejor la respuesta en función del resto de cartas que la acompañen. Tanto si la consulta está relacionada con el amor como con asuntos profesionales, esta combinación apunta que vas a disponer de la energía necesaria para enfocar adecuadamente tus pasos, contando además con un control y poder sobre la situación, que podría proporcionarte la solución más adecuada.

También podría indicar que tienes que tener la paciencia suficiente para que tus planes salgan con éxito e intentar no inmiscuirte demasiado en asuntos que no te conciernen o no tienen que ver contigo, para salvaguardar una prudente distancia que frene la influencia, en algún caso negativa, que podrías ejercer. Intenta no precipitarte ni querer adelantar los acontecimientos para que sucedan de forma inmediata. La premura y la impaciencia no son recomendables.

El Ermitaño en combinación con el Colgado

La combinación del Colgado con el Emitaño no resulta muy favorable porque se podría interpretar como un estado de soledad, de sentirse desplazado o rechazado por la conducta que has mostrado ante determinados acontecimientos. Podría señalar un momento en el que te ves sumido ante la impotencia de no poder hacer nada para cambiar tu situación, no encontrando alguna ayuda externa que aporte soluciones. Es un periodo de quietud en el que es necesario un tiempo para la reflexión sobre tus propias acciones del pasado y comprender lo que ha podido provocar tu situación.

Si la consulta está relacionada con el amor, es posible que necesites poner algo de distancia con la persona a la que has podido herir o defraudar, porque no parece que la comunicación pueda fluir con naturalidad y de una forma positiva. Podría indicar que necesitas hacer determinados sacrificios, que pueden ir en  contra de tu propia naturaleza, para intentar cambiar aspectos de tu actitud que te hagan tener una mente más abierta y comprensiva.

El Ermitaño en combinación con la Muerte

La presencia de la carta de la Muerte junto al Ermitaño, podría indicar que se acerca un cambio bastante drástico, ante el que no podemos hacer nada por evitar y que tenemos que mostrar la resistencia suficiente para aceptarlo y adaptarnos a él. El resto de cartas que salgan en la tirada, podrían determinar el carácter más o menos positivo de la consulta, ya que el cambio que se avecina podría también ofrecer la oportunidad de romper con los moldes establecidos, de cambiar algún aspecto de tu vida de forma radical para volver a empezar desde cero.

Esta combinación podría indicar que es otra persona la que provoca esos cambios en tu vida, que no dependen de tu decisión, como por ejemplo, ser despedido del trabajo o que tu pareja decida romper con la relación. Aunque se trate de un momento duro o difícil de asimilar, puede indicar también una segunda oportunidad que precisa de tu reflexión y capacidad de adaptación para sacarle el máximo partido.

El Ermitaño en combinación con la Templanza

La Templanza unida al Ermitaño puede indicar una etapa de reflexión, una necesidad por buscar el tiempo y el espacio necesarios para reflexionar sobre ti mismo, para conectar de una forma más íntima y profunda con tu interior, con el objetivo de encontrar las claves que pueden favorecer tu existencia.

Una combinación que invita a la reflexión para encontrar el equilibrio interior, lo que puede representar una mejora existencial, una nueva visión para avanzar  y evolucionar. Podría despertar tu interés en la meditación con fines curativos, en el descubrimiento de  terapias alternativas que te proporcionan una paz interior, que puedes aplicar en los diferentes aspectos de tu vida para mejorarla progresivamente.

El Ermitaño en combinación con el Diablo

Cuando el Diablo aparece en una tirada después del Ermitaño, podría estar indicando que vives una etapa marcada por las desavenencias y problemas con la pareja, con quien no pareces encontrar los puntos en común que os unan, y se da más importancia a las diferencias. Podrías sentir la necesidad de aislarte o protegerte en una soledad en la que no te encuentras realmente a gusto, lo que te hace ser menos sociable y comprensivo con el mundo exterior y las personas que te rodean. Podrían surgir conflictos respecto a la forma de entender la vida, al intento de separar lo material de lo espiritual, al querer delimitar la influencia e importancia que ambos aspectos tienen en tu vida, lo que podría ser la causa del enfrentamiento con las personas de tu entrono.

Esta  combinación también podría indicar que rechazas la vida en pareja, pero que te aferras a relaciones esporádicas y poco satisfactorias para complementar los momentos de soledad en los que te ves sumergido por tu propia voluntad.

El Ermitaño en combinación con la Torre

La combinación de la  Torre con el Ermitaño no se presenta como muy favorable. Se relaciona con la ausencia de comunicación o las dificultades para establecerla, por lo que si la consulta está relacionada con alguna respuesta que estás esperando, se interpretaría como silencio, como una ausencia de comunicación que no nos proporciona lo que necesitamos, y eso podría provocar un estado de desilusión o desesperanza. Dependiendo del resto de cartas que salgan en la tirada, se podría definir la duración de esa situación y los posibles recursos disponibles para poder cambiarla.

En preguntas relacionadas con aspectos económicos, podría señalar algún tipo de fraude, en el que compruebas que los resultados no son los que te habían prometido o los que esperabas. Del mismo modo, podría significar que las expectativas creadas por una nueva relación, no se están cubriendo, y empiezas a ver que no hay tantas cosas que compartís,  como parecía en un principio.

El Ermitaño en combinación con la Estrella

La interpretación de la combinación Ermitaño con Estrella es muy positiva, ya que augura un cambio de actitud, un renacer de la ilusión y de las ganas de vivir. Es posible que encuentres una persona con la que puedes abandonar tu estado de  tristeza y melancolía, que te anima a creer nuevamente en el amor y con la que empiezas a crear nuevos planes que te entusiasman, aunque puede que las cosas vayan más despacio de lo que te gustaría. Sin embargo, podría ser algo que te hace recuperar la esperanza perdida y que te da los ánimos necesarios para despertar cada día con una energía renovada.

La Estrella, junto al Ermitaño, podría interpretarse como el final de una soledad en la que te sentías inmerso. Alguien podría hacer de guía espiritual, de ayuda que pone luz en el camino que antes creías recorrer a oscuras. Te resultará muy reconfortante encontrar a alguien dispuesto a ayudarte en los diferentes ámbitos de tu vida.

El Ermitaño en combinación con la Luna

Cuando aparece la Luna en una tirada después de la carta del Ermitaño, podría interpretarse como un periodo de aislamiento, de separación o alejamiento del entorno en el que vives, porque pareces no encontrar en él los alicientes necesarios para ser feliz. Puede que te vuelvas una persona algo más introvertida, a quien le cueste expresar sus sentimientos y prefieras encerrarte en ti mismo para encontrar la seguridad que necesitas. Tu imaginación podría crearte un mundo de fantasía al que acogerte para evitar la realidad que te atormenta, aunque esa actitud también podría confundirte porque quieres aferrarte a ese mundo de ensoñación que nada tiene que ver con la realidad que te rodea.

Esta combinación podría indicar que te adentras demasiado en tu interior para mostrarte poco colaborativo, acentuando tu lado más crítico con los demás, lo que te proporcionaría una visión demasiado negativa o pesimista de la vida.

El Ermitaño en combinación con el Sol

La combinación del Sol con el Ermitaño suele ser muy positiva, siempre contemplando el resto de cartas que salgan en la tirada para comprender el significado más acertado. Se trata de una etapa de confianza en tus posibilidades, de aumento de la capacidad para el estudio y el aprendizaje, que puede ayudar a que salga todo tu potencial a la luz con un poco de refuerzo. Puede indicar que se acerca una etapa de esplendor, de armonía, de consecución de los objetivos marcados, aunque tengas que esperar un tiempo para ver los resultados. Pero te encuentras en el buen camino y actúas con sensatez para aprovechar al máximo los recursos que están a tu alcance, o salir a buscar aquellos que necesites.

Si tu consulta está relacionada con el amor, esta combinación podría indicar que se esclarece alguna duda respecto a una persona por la que tienes especiales sentimientos.  Podría indicar tanto que se cumplen tus sospechas referentes a las malas intenciones de alguien, lo que te proporcionaría cierta paz y descanso, así como la presencia de alguien que se había mantenido en la oscuridad hasta el momento, pero que llega con la intención de demostrarte sus sentimiento, tanto tiempo guardados.

El Ermitaño en combinación con el Juicio

El Juicio, en combinación con el Ermitaño, augura una época de cambio favorable en tu vida, en la que aquello que estabas esperando que ocurriera desde hace tiempo, podría empezar a suceder, aunque tarde en llegar hasta encontrar el momento más adecuado. Por ello, esta combinación podría indicar que tengas prudencia y vayas actuando con cautela, ya que los pasos que des y las decisiones que tomes, pueden ser determinantes para la consecución de los acontecimientos.

Podría indicar que recibes una llamada o una noticia que llevabas tiempo esperando, aunque eso no implique que se ejecute inmediatamente. Si tu  consulta está relacionada con el ámbito profesional, podría señalar que superas las pruebas de selección con éxito, aunque la incorporación al mundo laboral todavía se demore un poco. Pero se presenta como una combinación positiva que podría indicar la llegada de un momento decisivo de tu vida, en la que todo apunta a que tu situación puede mejorar en todos los ámbitos.

El Ermitaño en combinación con el Mundo

La combinación del Ermitaño con el Mundo es muy positiva, ya que se interpreta como la llegada de una etapa de renovación, donde podrían sucederse aquellos acontecimientos que esperabas y que pueden colmarte de gran felicidad.

Si tu consulta está relacionada con el amor, esta combinación podría indicar que, después de mucho tiempo, consigues estar con la persona que querías. Podrías encontrar a alguien que te resulta muy especial, que consideras esa media naranja que parecía no querer aparecer.

Por otro lado, también es posible que te sientas realizado con tu ocupación, ya que puedes empezar a comprobar que el esfuerzo que has hecho tiene su recompensa y sientes que se renueva tu energía y tus ganas de seguir luchando por lo que quieres conseguir.

El Ermitaño en combinación con el Loco

Cuando aparece la carta del Loco después del Ermitaño en una tirada, podría simbolizar la sucesión de algún acontecimiento que nos hace sentirnos libres, después de un periodo de represión o falta de recursos para expresarse abiertamente.

En el terreno profesional, podría indicar que se produce una interrupción radical del trabajo, quizás debido a una decisión que tomas tras un enfrentamiento con los superiores o porque muestras tu opinión sincera sobre todo lo que consideras injusto.

Esta combinación también podría apuntar a algún tipo de obsesión que motiva todos tus movimientos. Si la consulta está relacionada con el amor, podría indicar que toda tu vida gira en torno a una determinada persona, a la que te empeñas en seguir y que parece condicionar cada uno de tus movimientos. Esa obsesión, como cualquier otra idea que se fije de manera obsesiva en tu  cabeza, podría hacer que te comportaras de una forma perjudicial para tus relaciones sociales, mostrando una actitud huidiza y de rechazo hacia todo aquello que no tiene relación con lo que absorbe  constantemente tu conciencia.

error: Función no habilitada
Buscar