Saltear al contenido principal
La Emperatriz: Como Se Interpreta Con Otras Cartas

La emperatriz: como se interpreta con otras cartas

emperatriz con otras cartasLa Emperatriz es una carta con figura de mujer que representa la emotividad, el poder de la sensualidad, el trato afectivo y potencia la armonía, el equilibrio interior. Es la supremacía del alma frente al cuerpo y engloba sensaciones positivas porque, en sí misma, es una carta que se relaciona con la positividad. Por ello, su interpretación, siempre en función de las cartas que la acompañen en la tirada, suele ser optimista.

Vamos  a ver qué interpretación se puede dar de una tirada en la que aparece La Emperatriz junto a otros Arcanos Mayores del Tarot.

La Emperatriz + El Loco

El Loco es una carta que se relaciona con la  aventura, el camino emprendedor y el afán por adentrarse hacia lo desconocido. Representa el despertar de los instintos más primitivos, de un crecimiento y una progresión hacia el futuro, pero aparcando, quizás, las leyes más terrenales para marcar una influencia atrevida que se impulse más por la intuición que por la razón. En combinación con La Emperatriz puede interpretarse como una etapa de inestabilidad, ya que por un lado presenta un aspecto excitante, con algo de desenfreno y agitación emocional, aunque puede esconder consecuencias algo negativas de las que no somos capaces de tener conciencia. En el terreno sentimental, la inestabilidad podría manifestarse en alguna infidelidad, las ganas de experimentar escarceos amorosos o de ciertos altibajos en tu relación de pareja. En el aspecto material, económico y laboral, puede significar la llegada a tu vida de cierta abundancia o una mejora, aunque podría convertirse en algo efímero si no eres capaz de centrarte para administrar mejor tus bienes. Quieres vivir el momento y no te preocupa el mañana. La impaciencia y la sed de libertad te puede empujar a vivir una fase derrochadora que puede traerte problemas en el futuro.

La Emperatriz + El Mago

El Mago es la imagen de un hombre que representa el gran poder, el control en sus manos, la perseverancia y la capacidad para levantarse cuantas veces sean necesarias después de cualquier tropiezo. Es una carta positiva que significa que tenemos la oportunidad de conseguir aquello que nos propongamos, aunque su interpretación puede variar en función de las otras cartas que la acompañen.

El mago junto con La Emperatriz, su interpretación es muy positiva ya que se relaciona con un momento de abundancia, de consecución y de determinación en la toma de decisiones.  En el amor, puede interpretarse como la aparición de una persona con la que establecer una relación sólida, o bien la estabilidad asegurada en una relación ya iniciada, con encuentros muy pasionales que pueden dar su fruto con un embarazo muy deseado. En cuestiones laborales puede significar la llegada de una importante oportunidad, que viene acompañada de interesantes ingresos de dinero. Puede ser una oportunidad de inversión que puede aportar grandes beneficios. Refleja una buena posición social, en la que puedes despertar la admiración de quienes te rodean.

La Emperatriz + La Sacerdotisa

La imagen de La Sacerdotisa o La Papisa es un mujer que representa el poder espiritual, el amor de madre, la sabiduría. Una mujer reservada que atiende, escucha y se empapa del conocimiento que la rodea. Se trata de una carta positiva que enfoca su poder hacia el alma y el poder de la intuición. Junto con La Emperatriz, se interpreta como los lazos afectivos entre varias mujeres. Representan acontecimientos positivos, sobre todo relacionados con el terreno sentimental, más que con el material. En el amor, puede interpretarse como una fuerte unión entre dos personas que comparten muchos puntos de vista similares en la forma de entender la vida, una vida en común sobre la que asentar las mismas bases y crear una familia. También puede significar que los sentimientos por otra persona se han aceptado y afianzado en nuestro interior, aunque no somos capaces de manifestarlos y se queda anclado como un secreto del corazón. En el trabajo puede aparecer una nueva oportunidad laboral que, a pesar de que puede aportar cosas positivas, no sientes que te satisfaga totalmente. La economía puede estar pasando por una etapa de estancamiento en la que no se prevén mejoras notorias.

La Emperatriz + El Emperador

El Emperador simboliza el poder de lo terrenal, de las cosas materiales, de la solidez, la estabilidad y la perpetuidad. Es una imagen que tiene los pies en el suelo, que se congratula de lo que posee, con convencimiento y satisfacción de haberlo conseguido por méritos propios. Se relaciona con una imagen fría y calculadora porque deja a un lado los sentimientos, ya que está más centrado en el cuerpo que en el alma, más en la tierra que en el universo, más en lo concreto que en lo abstracto. Suele ser una carta positiva por la seguridad que aporta, aunque tiene diferentes connotaciones en función del resto de cartas que lo acompañen en la tirada. Junto con La Emperatriz representa la unión, el núcleo familiar, la presencia de una pareja sólida y consolidada con intereses comunes y recursos suficientes para ponerlos al servicio de su bienestar conjunto. Puede interpretarse como la llegada de una persona con la que puedes establecer una pareja estable y, si ya la tienes, es una confirmación de que vuestra unión es muy sólida y os sentís muy unidos. También puede interpretarse como una oferta de trabajo muy interesante, ya sea en tu empresa actual como en otra diferente. Se presenta una mejora en el poder adquisitivo que va a suponer un avance también a nivel social.

La Emperatriz + El Papa o El Sacerdote

El Papa o El Sacerdote es la carta que representa el poder espiritual, la enseñanza de la equidad, la defensa de los principales valores de la humanidad, el respeto y la solidaridad. También representa la obediencia y la necesidad de acatar las reglas universales con el fin de llevar una vida ordenada, civilizada, en sociedad y ayudando a los más desfavorecidos, para procurar un equilibrio, para profesar amor y armonía. En combinación con la carta de La Emperatriz augura buenos momentos, sobre todo referidos a la resolución de problemas que llevan algún tiempo atormentándote. Después de una temporada de ansiedad o insatisfacción en el terreno profesional, puede presentarse una oportunidad laboral muy importante que puede requerir de toda tu energía y atención para emprender nuevos proyectos y nuevas actividades muy fructíferas. Podría suponer la llegada de una ayuda inesperada, sobre todo representada por la figura de una mujer.

El Papa también es una carta que representa la amistad, sin embargo, junto a La Emperatriz, está más dirigido hacia relaciones sentimentales, por lo que el amor podría llegar a tu vida en breve, aunque no sin ciertas dificultades de comunicación.

La Emperatriz + Los Enamorados

Las relaciones de afectividad, la unión de la pareja y el amor son algunas de las características que definen la carta de Los Enamorados. También representa la posibilidad de tener que enfrentarse a una decisión, a la elección entre dos opuestos que se verá empujada, sobre todo, por lo que nos indique el corazón. En compañía de La Emperatriz, se puede interpretar como los lazos fuertes de unión entre dos personas, que tienen como interés común formalizar su compromiso. Suele tener un significado positivo, más aún en las cuestiones sentimentales y pasionales. Podría significar que está próxima la aparición de una persona con la que establecer una relación estable o, en caso de ya tenerla, que se intensifican los sentimientos que la unen.

También puede interpretarse como la posibilidad de tener que realizar una importante elección entre dos trabajos o entre varias propuestas que se presentan relacionadas con el terreno profesional. Tal vez suponga que te debatas entre invertir una cantidad de dinero para iniciar un nuevo proyecto o algún tipo de transacción de cara al futuro, que se augura bastante próspera.

La Emperatriz + El carro

Cuando aparece la carta de El carro, hablamos de éxito, de mejora en la posición social de alguien, el poder de la comunicación y el movimiento tanto personal como del entorno en el que se mueve. En combinación con La Emperatriz, ofrece un resultado muy favorable, con connotaciones positivas ya que presenta una proyección ascendente, situaciones que inician un camino hacia el éxito, sea cual sea el tema sobre el que se trate en la tirada. También es una carta que se relaciona con los desplazamientos y los viajes, que pueden estar vinculados tanto al terreno sentimental como al profesional; viajes de placer y de negocios. En el amor, la aparición de el carro junto a La Emperatriz  se interpreta como que la relación que mantienes actualmente avanza positivamente y se afianzan sus lazos de unión. Aunque también podría aparecer una persona dispuesta a ocupar un lugar importante en tu corazón, con las ideas muy claras y buenas intenciones. Alguien con determinación y con ganas de manifestar sus sentimientos abiertamente. En el trabajo, también se presentan interesantes expectativas laborales, unidas a un poder adquisitivo que mejora rápidamente. Puede simbolizar un ascenso con mejoras económicas, así como una nueva propuesta en otro ámbito que dará un notable empujón a tu carrera.

La Emperatriz + La Justicia

La figura de una mujer con una espada en una mano y una balanza en la otra es el símbolo de La Justicia, una carta que se asocia con el equilibrio, con la consecución de las cosas a su debido tiempo. Junto con la carta de La Emperatriz, es una combinación muy positiva que ofrece respuestas optimistas a las preguntas que se realicen sobre diferentes aspectos de la vida. Según las cartas que acompañen a la tirada, la realización de los proyectos planteados, puede demorarse más o menos en el tiempo, aunque esta carta indica que los resultados son favorables, siempre que no intentemos actuar contra natura o acelerando las cosas voluntariamente para satisfacer nuestra impaciencia. En el amor, responde afirmativamente a preguntas sobre la solidez y la continuidad de una relación. Es un buen momento para establecer nexos más fuertes y consolidados, confirmando algún tipo de compromiso. Del mismo modo, puede representar el cambio de una relación de amistad por algo más íntimo y comprometido.

Tanto en el terreno profesional como en el económico, ambas cartas juntas se interpretan como la recompensa de los esfuerzos realizados en el pasado. Tras una época de lucha por alcanzar los objetivos, llegan los momentos de disfrutar los resultados obtenidos.

La Emperatriz + El Ermitaño

El Ermitaño representa la figura de un hombre de avanzada edad que camina en busca de la felicidad a través del conocimiento, la meditación y el equilibrio personal. Se asocia también a la soledad, a una persona con poca actividad social, que disfruta del silencio y de los momentos para escuchar su propio interior. En combinación con La Emperatriz puede interpretarse como un cambio de más a menos. No tiene por qué ser una interpretación negativa, ya que se trata de un cambio promovido por una necesidad personal y voluntaria. La influencia positiva de La Emperatriz, aleja una sensación de pena o desolación a la tirada. Puede llegar una etapa de calma, en la que la inquietud o la ansiedad por la necesidad de vivir en una constante emoción, deje paso a la tranquilidad y la sensación reconfortante de poder llegar a ser feliz con muy poco. En el amor, aunque El Ermitaño se asocie con la soledad, no tiene por qué reflejar una ruptura, sino una necesidad de alejamiento para la reflexión y el recogimiento. También se puede interpretar como una especie de abandono ante una lucha constante por ganar el afecto de otra persona. No llega a ser resignación, sino un mayor convencimiento de los valores propios, sin sentir la obligación de tener que estar siempre demostrándolos. En el ámbito profesional, podría interpretarse como el cese de un trabajo voluntario o el rechazo de una propuesta que parece atractiva, pero que implicaría dedicar demasiadas energías en el camino. Hay un cambio de valores y de prioridades, dedicando mayor importancia a las cosas espirituales que a las materiales, por lo que puede llegar una etapa de escaso gasto o reducción del poder adquisitivo, porque encontramos una alternativa que nos produce placeres mayores.

La Emperatriz + La Rueda de la Fortuna

La Rueda de la Fortuna es un claro símbolo de transformación, de cambio y de movimiento. El tiempo avanza, no se detiene y por ello no podemos luchar contra él y tenemos que acatar la ley general del universo, lo que el destino nos tiene reservado. Puede representar cambios muy influyentes tanto en tu estado de ánimo como en tu forma de vida, aunque la presencia de La Emperatriz, proporciona a esta tirada connotaciones positivas, siempre dependientes de las cartas que las acompañan.

En el amor, esos cambios pueden afectar directamente a tu relación, aunque de talante optimista. Pero la vida, tal y como la disfrutas hasta el momento, puede transformarse radicalmente. No es un buen momento para que encuentres a la pareja definitiva, si tu corazón está disponible, ya que se auguran encuentros fortuitos que podrían alterar tus emociones y hacerlas excesivamente inestables. Puedes sentir un flechazo un día por una persona, y al día siguiente creer que te has enamorado de otra. También se interpreta como fluctuaciones económicas muy marcadas, como la llegada inesperada de un dinero, tal vez proveniente de los juegos de azar, pero que no tienen una larga permanencia en tu bolsillo ya que puede compensar un gasto importante posterior. En el trabajo, se prevé bastante actividad, aunque es muy posible que no se trate de labores continuadas, sino de contratos que tienen un principio y un fin marcado.

La Emperatriz + La Fuerza

La figura de una mujer que simboliza el infinito es la imagen de la carta de La Fuerza, una carta que representa la  buena suerte, el buen uso de las energías, el coraje y la determinación ante las adversidades, así como la voluntad de mantener el control y dominar la situación. En combinación con La Emperatriz es muy positiva y se interpreta como la presencia de una unión entre dos personas con una base muy sólida y un fuerte magnetismo entre ambos. Encuentro muy pasionales por el poder de la atracción, aunque este poder también se podría  ejercer fuerza de la pareja, por lo que también advierte del peligro de las tentaciones. Tanto en las cuestiones del amor, como en otros aspectos de la vida sobre lo que se pregunte, se interpreta como una respuesta afirmativa en la que se muestra que el esfuerzo invertido y el trabajo realizado durante un tiempo, va a ofrecer su resultado positivo y se van a poder recoger los frutos. Situaciones que tienen el apoyo de la buena suerte, aunque no podrían haberse conseguido si no hubiéramos preparado antes el camino, sembrando las semillas, regándolas y cuidándolas debidamente. Es un buen momento para realizar algún tipo de inversión que aumentará sus ingresos y que consolidará tus finanzas en el futuro. En el trabajo te mostrarás con tanta seguridad que tus opiniones y consejos serán tenidos muy en cuenta, lo que provocará que sientan un mayor respeto por tu trabajo y posición.

La Emperatriz + El Colgado

El Colgado, un hombre colgado boja abajo con las manos atadas es una carta que simboliza la falta de acción, la resignación ante los acontecimientos y la falta de interés o motivación para intentar cambiar las cosas. El Colgado simboliza que dejamos que la naturaleza siga su curso, cargando de responsabilidad al destino. En compañía de la carta de La Emperatriz, puede representar que estamos en una situación estancada, que no avanza hacia ningún lado. Refiriéndose al amor, puede tratarse de una relación que se ha quedado bloqueada y nos sentimos atrapados en ella. La dirección o el rumbo que tomemos, puede venir marcado por las otras cartas que aparezcan en la tirada. Pero se necesita algún tipo de cambio para salir de esa especie de pozo que nos provoca cierta angustia y desesperación. No tiene por qué significar que el resultado es de separación o de pérdida, sino que se utilicen los recursos necesarios para ver las cosas desde otro punto de vista. El Colgado junto a la Emperatriz también puede representar a una madre en constante sacrificio por sus hijos, que trabaja y vive bajo el peso de la abnegación. En el trabajo, se muestra como una falta de motivación ante la actividad que realizamos  y la necesidad de realizar algún cambio para encontrar las claves del éxito, o para sentirnos realizados en lo que hacemos. Una combinación que se interpreta como la necesidad de cambiar de perspectiva para salir de la oscuridad y la pasividad en la que nos encontramos.

La Emperatriz + La Muerte

A pesar de su nombre, La Muerte no es una carta negativa sino que augura cambios drásticos, modificaciones, alteraciones y transformaciones en algún aspecto de nuestra vida. Su interpretación puede variar considerablemente en función del resto de cartas que le acompañen en la tirada. En el amor, por ejemplo, puede interpretarse como una renovación de sentimientos, el hecho de afianzar la relación o que se producen una serie de cambios que afectan directamente a la convivencia, como puede ser un cambio de residencia. También implica que puede aparecer una persona que declara su amor y que tenemos la total certeza de la decisión que vamos a tomar al respecto, aunque siempre con connotaciones positivas ya que va a ser en favor de nuestros propios deseos o intenciones.

En el terreno material también supone un cambio o transformación hacia algo bueno. Se presentan situaciones que van a favorecer un mayor rendimiento laboral, un mejor aprovechamiento de los recursos o la aparición de nuevas ideas que van a mejorar tanto la posición actual como los ingresos económicos.

La Emperatriz + la Templanza

El ángel alado que representa la carta de La Templaza simboliza la virtud, la divinidad y su poder. Acentúa la presencia de la conciencia y el espíritu interior, con capacidad para la evolución interior, alcanzar el equilibrio y activar nuestra energía para potenciarla. Junto con La Emperatriz se interpreta como la llegada de una etapa de cambios promovidos por nuestras propias inquietudes. Un cambio de perspectiva que nos anima a modificar ciertos hábitos o conductas para mejorar nuestro estado físico y mental. Tal vez, ese cambio de perspectiva venga provocado por un acontecimiento externo que nos obliga a amoldar nuestra visión y nuestra interpretación de la vida, pero lo haremos con el convencimiento de que es la mejor opción. Podremos poner en práctica nuestra capacidad de adaptación.

En el amor, esta combinación puede interpretarse como una aumento de la autoestima que  puede repercutir a la pareja para que la relación sea más atractiva y equilibrada. También significa la presencia de una persona con la que se puede contar de forma incondicional y con la que sentiremos una gran seguridad en su compañía.

La Emperatriz + El  Diablo

La representación de El Diablo en una carta que puede simbolizar el mal, aunque en función de las cartas que la acompañen, su significado puede variar notablemente, llegado a interpretarse como unos resultados positivos o productivos en la persona que hace la consulta. Sin embargo, puede ser una carta que apunte a la consecución de unos objetivos con determinadas herramientas que se salen de la legalidad o que aparta los principios morales. En combinación con La Emperatriz se interpreta como la posibilidad de realizar actos empujados por los instintos más básicos, actos pasionales de gran intensidad. La persona es capaz de hacer uso de todos sus recursos y potenciarlos para conseguir sus objetivos. Es un momento para poner en práctica todas sus artes de seducción y así ganarse el favor de la gente. En el amor, podría presentarse una etapa muy fructífera para mantener relaciones esporádicas de elevada carga erótica y sexual. Puede ser con tu pareja actual, con quien sientes que se ha despertado el deseo sexual que podría estar algo adormecido, o una fuerte atracción por otra persona con la que pasar momentos pasionales sin ánimo de compromisos futuros, únicamente buscando el propio placer. Un periodo en el que prima la satisfacción y el interés  propios.

La Emperatriz + La Torre

La aparición de La Torre en una tirada del Tarot suele tener connotaciones negativas. Representa la aparición de problemas, la destrucción y la inestabilidad emocional. Se auguran dificultades para conseguir las metas marcadas, incluso la frustración ante el hecho de no poder alcanzarlas. El grado de negatividad puede estar condicionado según el resto de las cartas que acompañen la tirada. Aunque junto con La Emperatriz se interpreta como una combinación algo desalentadora, que crea un momento de confusión. En el amor, puede significar que aparecen serios problemas con la pareja que encontrarán una difícil solución, al menos, a corto plazo. Puede indicar una separación como decisión más práctica ya que no se encuentra la manera de arreglar lo que se ha estropeado. En el trabajo también podrían presentarse contratiempos importantes, por lo que se advierte  actuar con precaución para no cometer errores irreparables. Los cambios que la combinación de estas cartas pueden desencadenar en un resultado mejor o peor, van  en función del resto de la tirada. Señala que tampoco es buen momento para realizar apuestas o arriesgar demasiado en el tema económico, ya que las pérdidas podrían ser sustanciales.

La Emperatriz + La Estrella

La suerte, la  belleza y los valores afectivos son algunas de las características que representa la carta de La Estrella. Es el Arcano de la juventud, que simboliza el bienestar y el equilibrio interior, el aprovechamiento de las energías para aclarar las ideas e ir en el camino correcto hacia lo que se desea. En combinación con La Emperatriz, sugiere la presencia de una persona que te protege con su fuerza, su sabiduría  y su instinto. Se interpreta como la capacidad de aprovechar los recursos propios, con inteligencia y sensatez, para dirigir nuestra voluntad y potenciar nuestros atractivos. En el trabajo, simboliza que se presenta un buen momento para iniciar nuevos proyectos y realizarlos con total concentración y determinación. Se potencia la capacidad creativa y la optimización del tiempo para sacar el máximo partido a todas las acciones realizadas. Puedes experimentar una creciente valoración personal que se verá reflejada en el trabajo y sabrá apreciar la gente que te rodea. En el amor, se prevén momentos cargados de romanticismo con la pareja. Del mismo modo, es muy probable que aparezca alguien dispuesto a enamorarse de tus encantos. Desprenderás un gran poder de atracción que inspirará muy buenos sentimientos. Puedes vivir situaciones muy intensas y gratificantes en los actos sociales.

La Emperatriz + La Luna

La Luna es una carta que representa el mundo oculto, lo que no somos capaces de ver, el miedo y el desengaño. Indica que estamos viviendo en un mundo irreal, en el que nos hemos dejado llevar por las ilusiones, dentro de conceptos abstractos que nos impiden ver lo que realmente sucede a nuestro alrededor. Junto con La Emperatriz, puede interpretarse como la llegada de ese despertar que nos muestra lo que antes no éramos capaces de reconocer y nos adentra en una profunda depresión. El resultado final o la respuesta de lo que puede desencadenar puede variar en función de las cartas que acompañan la tirada, aunque normalmente está asociado con la aparición de determinados problemas que nos abruman, provoca un decaimiento del ánimo y una caída sobre la cruda realidad que nos hace despertar del letargo ideal en el que nos manteníamos. Tanto en el amor como en el trabajo, puede interpretarse como esa toma de conciencia de que algo no está funcionando como nos gustaría. Puede suponer un cambio o una transformación que, por regla general, tiene connotaciones negativas. Es un indicio de que queremos replantearnos nuestra actual forma de vida, ya sea con la pareja como con el trabajo que desempeñamos.

La Emperatriz + El Sol

El Sol es una carta muy positiva que representa la felicidad, el éxito y la pureza. Se asocia con el poder de liberarse de todas las cadenas que podían impedirnos avanzar en la vida, el brillo interior que aflora para desprender una energía muy valiosa y valorada también por quienes te rodean. En combinación con La Emperatriz se interpreta como la llegada de momentos muy beneficiosos para ti, en lo que sentirás la mejora en diferentes aspectos de tu vida. El cielo se despeja rápidamente después de haber estado completamente cubierto por la tormenta. Se prevé que, con cierta prontitud, se podrán alcanzar las metas marcadas y se tomará el camino correcto hacia el éxito, poniendo a tu paso todos los recursos y las herramientas necesarias para lograrlo. En el amor, se auguran relaciones muy fructíferas o la llegada de compromisos con la pareja, así como la posibilidad de encontrar el amor verdadero si es que aún no lo has hallado. Es la unión de dos personas que tienen las cosas muy claras, no dudan en manifestar sus emociones y están dispuestas a todo para crear un proyecto en común. En el trabajo, se interpreta como un buen momento para realizar importantes inversiones, que pronto recibirán su recompensa, así como iniciar nuevos proyectos que tienen una casi total garantía de éxito.

La Emperatriz + El Juicio

La interpretación de El Juicio puede ser bastante variable en función de las cartas que la acompañen en la tirada, ya que es una carta que engloba tanto el principio como el fin, el conjunto y la unidad, la unión y el desapego. Cuando aparece junto con La Emperatriz, se interpreta como la aparición de situaciones que, de forma imprevista, te obligan a tomar un camino hacia una dirección que se encuentra totalmente opuesta a otra. Puede tratarse de la llegada de importantes posibilidades para que tus sueños se vean cumplidos, aunque a su vez, acompañados de la necesidad de tener que cerrar asuntos pendientes para que puedan realizarse por completo. Es una combinación que lleva consigo la carga del cambio o la transformación, teniendo que dejar de ser o existir una cosa para poder convertirse en otra diferente. En el amor, podría interpretarse como la razón o el motivo, normalmente representado por una persona, que nos hace dar punto y final a una relación. Aunque también, según el resto de cartas que la acompañen, puede significar que das por concluido un asunto inquietante con tu pareja, una discusión, un enfrentamiento, un alejamiento, para retomar la relación y dejar atrás los rencores con el fin de daros una nueva oportunidad.

En el trabajo, La Emperatriz junto con El Juicio te advierten de que una inesperada ocasión puede convertirse en la oportunidad para encarrilar tu carrera hacia el éxito, teniendo que prescindir de algunos privilegios o cuestiones que ya formaban parte de tu vida.

La Emperatriz + El Mundo

El Mundo es una carta que augura buenos momentos. Representa la unión entre la energía interior con la del universo para que las cosas se pongan a nuestro favor y podamos alcanzar nuestros deseos. Junto con La Emperatriz, es una combinación muy poderosa y positiva, que augura la consecución de importantes logros que nos colmarán de satisfacción personal. Es un gran momento para aumentar las relaciones y hacer prevalecer las que ya se tienen, porque te puede resultar muy fácil convencer a los demás de que actúen en beneficio tuyo, seduciéndoles con tus encantos y tu capacidad de comunicación. Refleja una etapa de felicidad, en la que te sentirás una persona muy querida y con muchas ganas de mostrar tu cariño. En el amor, se interpreta como la posibilidad de matrimonio, de formalizar la relación y aumentar la familia, o en caso de no tener pareja, la posibilidad de encontrar a alguien de quien no dudarás que es tu media naranja.

En el trabajo también se interpreta como una etapa de grandes éxitos profesionales, donde se valorará mucho y muy bien todo lo que hagas. Pueden surgir oportunidades de cambiar de empleo, siempre con grandes expectativas y con la seguridad de que puede producirse un cambio para mejor, tanto a nivel social como económico.

Esta entrada tiene 9 comentarios

Los comentarios están cerrados.

error: Función no habilitada
Buscar