No hay nada mejor que tener a Urano en acción para que nuestra vida se vuelva interesante. Es el planeta más revolucionario que existe, el de la individualidad, la vanguardia y la excentricidad. Es un planeta excesivamente lento y tarda una media de 84 años en atravesar todo el zodiaco.

La energía de Urano se manifiesta normalmente a través de acontecimiento que no se esperan, hechos inusuales que escapan de cualquier planificación y que, en ocasiones, pueden aportar confusión, pero también dosis de adrenalina.

Urano en conjunción con el Sol

Si estás en modo de espera, ya te puedes poner en marcha. No postergues por más tiempo todo lo que tienes que hacer. Es momento para expresar los impulsos individuales que te lleven a un cambio único en tu vida. Es un tránsito que puede ser difícil y complicado si no actúas con determinación ya que si no haces nada, ni lo pones a tu favor, seguramente vendrán cambios profundos desde el exterior que te obligarán a tomar decisiones importantes.

Urano en oposición con el Sol

Es un tránsito un poco perturbador, pero hay que saberlo aprovechar para sacar nuevas ideas innovadoras que te lleven a poner en marcha cambios importantes en tu vida. De nada vale la pena que te muestres en contra de Urano en oposición con el Sol. Cuanto más remes contra corriente, más difícil se te pondrán las cosas. Así que mejor tenerlo como aliado y trabajar en paralelo con la energía que desprende. El mejor consejo es que seas flexible.

Urano en conjunción con la Luna

Estarás cascarrabias. Tu humor no pasará por su mejor momento. Todo te molestarás e irritará. Tendrás ganas de liarla parda con todo el mundo y es que tus emociones están a flor de piel. Es un tránsito que lo único que trae es inestabilidad y que apreciarás en posibles cambios de comportamiento en tu familia, seres queridos o amistades. También puede provocar una necesidad imperiosa de sentirse libre, saltar al vacío y alejarse de todos los que hasta ese momento han formado parte de nuestra vida.

Urano en oposición con la Luna

Te sentirás encorsetado y cansado de acatar las normas y las jerarquías de grupo. Ya no puedes más con el control que los demás ejercen sobre ti. Esa sensación de limitación que tienes, te puede llevar a romper con tu pasado. Son momentos importantes en la vida de la persona porque normalmente marcan un antes y un después, fin e inicio de una etapa o ciclo, motivado por serias fluctuaciones emocionales.

error: Función no habilitada