Allan Kardec

698
0
Share:
allan kardec

allan kardecAllan Kardec está considerado como la persona que recogió y codificó toda la doctrina del espiritismo. A través de las enseñanzas y mensajes que recibió de seres de otros planos, llegó a escribir cinco libros que se convertirían en la base del espiritismo: “El Libro de los Espíritus”, “El libro de los médiums”, “El Evangelio según el espiritismo”, “El Cielo y el Infierno”, y “El Génesis”. A su muerte, dejó varios escritos inéditos que se recogieron años después de su muerte como libros póstumos.

Allan Kardec es el pseudónimo del educador francés Leon-Hipollyte Denizard Rivail que nació en la localidad francesa de Lyon en 1804. Fue un gran escéptico que no miraba con muy buenos ojos las reuniones que se realizaban para contactar con espíritus del más allá.  De hecho, escribió libros en donde criticaba severamente estas prácticas y donde aconsejaba a los jóvenes huir de esta superstición. Sin embargo, su opinión fue cambiando radicalmente a raíz de ser testigo directo de ciertos acontecimientos que no tenían una explicación lógica o científica.

En el París de aquella época, empezaban a publicarse informaciones en diferentes diarios acerca de supuestas mesas que se movían sin explicación alguna cuando se realizaban este tipo de reuniones para contactar con supuestos espíritus. Decidió, entonces, acudir a una de estas veladas para intentar desmontar todo lo que allí se intentaba hacer creer. Su sorpresa fue cuando en aquella sesión se contactó con un ángel guardián llamado Zéfiro que declaró haber sido un fiel amigo de Rivail en la época de los druidas. La entidad reveló que Rivail era conocido en aquella vida como Allan Kardec y le comunicó que tenía por delante una importante misión: sentar las bases de una nueva doctrina, el espiritismo.

A consecuencia de aquella experiencia, Rivail adoptó el nombre de Allan Kardec y en 1857 cuando publicó “El libro de los Espirítus” ya apareció bajo este pseudónimo. Durante ese tiempo, Kardec fue capaz de contactar con muchos espíritus que, como él mismo se encargó de difundir, eran personas fallecidas que buscaban comunicarse con los vivos. Las mesas eran el instrumento que muchas veces utilizaban estas entidades para dar respuesta a las preguntas que se les hacían.

En el “Libro de los Espíritus” se recoge, en sus 500 páginas, preguntas hechas a estos espíritus y las respuestas que se obtenían. En este volumen se contiene los principios de la doctrina espiritista sobre la naturaleza de los seres del más allá, de sus manifestaciones y sus relaciones con los seres humanos, la vida presente, la futura y el porvenir de la humanidad.

Después de ese libro, le siguieron otros que gozaron de gran popularidad entre la población francesa de la época. Diez años antes de su muerte, un espíritu le comunicó la fecha de su fallecimiento. Fue entonces cuando decidió dedicar sus últimos años de vida a esta nueva doctrina. Creó la Revista Espírita y fundó la Sociedad de Estudios Espiritistas. Sus enseñanzas recorrieron todo el mundo. Hoy en día quedan muchos legados por todo el mundo como la Federación Espírita Española. 

Share: