Alquimia

766
1
Share:
alquimia

alquimia

Existe una tradición milenaria que ha sido practicada por todo el mundo cuyos objetivos son la creación de una piedra filosofal que sea la fuente de todo conocimiento, la creación de un elixir de la vida para ser joven eternamente y la transmutación de los metales preciosos como la plata y el oro; esta tradición es la alquimia, que además de ser el origen de las ciencias modernas, también es base de los principios de la religión, la espiritualidad y la magia.

Ya mencionamos cuáles son los principios fundamentales sobre los que se desarrollan los objetivos de la alquimia, pero también es importante destacar que esto se logra a través de la división del mundo en cuatro elementos que son fuego, aire, agua  y tierra, que a su vez corresponden a los cuatro puntos cardinales y están representados por colores que indican las razas de la humanidad.

De estas teorías de la alquimia, se derivan los elementos de los signos del tarot y las cuatro figuras del mazo del mismo tarot; el fin máximo de esta tradición a nivel de la magia, es transformarnos (en sentido figurado) en oro brillante y precioso. 

Los planetas y los elementos en la teoría de la alquimia

Según los alquimistas tradicionales, cada uno de los planetas que conforman nuestro sistema solar, está asociado con uno de los metales existentes en el mundo, y cada planeta tiene gobierno sobre su metal. Las asociaciones realizadas son las siguientes:

El sol: el astro rey por excelencia, solía asociarse con el metal precioso más importante, el oro.

La luna: el metal asignado para el único satélite natural del planeta tierra es la plata.

Mercurio: naturalmente, el metal sobre el que rige, es el mercurio.

Venus: el metal asignado para este planeta era el cobre.

Marte: según la alquimia tradicional, el metal sobre el que rige el planeta rojo es el hierro.

Júpiter: el planeta más grande del sistema solar, era el encargado de controlar el estaño.

Saturno: según la alquimia tradicional, es el que tiene potestad sobre el plomo.

videntes por telefono

En busca de la transmutación, se decía (y aún se concibe esta teoría)  que la materia pasaba por varias etapas que también estaban determinadas por el transcurso de las fases lunares (menguante, nueva, creciente y llena).

Primera etapa: Nigredo. Durante este proceso, la materia se encuentra en proceso de ser fundida y se caracteriza por adoptar un color negro.

Segunda etapa: Albedo. Como podemos deducirlo por la raíz de la palabra, la materia toma un color blanco y se funde por completo, no queda ningún residuo sólido.

Tercera etapa: Rubedo. La materia toma un color rojizo y es el paso final de la transformación de la materia.

Share: