Cuatro de espadas

772
0
Share:

Significado general

El Cuatro de Espadas es una carta que invita al reposo y al descanso, a veces obligado y otras veces por iniciativa del propio consultante. En líneas generales, este arcano menor pronostica calma, quietud, estancamiento, parálisis y retiro.

Como las espadas están vinculadas al elemento Aire y, por tanto, al plano de las ideas y la mente, es una carta que también, en general, habla de planificar, meditar y pensar antes de dar un paso al frente. Es el momento para recapacitar, ver las cosas desde otra perspectiva y desde un punto de vista mucho más objetivo, apartando la parte emocional de problema.

Significado en positivo del cuatro de espadas

Cuando el cuatro de espadas aparece en positivo en una tirada del Tarot nos dice que después de un período u época de confusión y estrés, llega el momento de descansar. Nos avisa de una tregua para poder reflexionar y recuperar la fuerzas para seguir adelante. No hay que tomarlo como algo negativo, sino todo lo contrario. Desde el retiro y la calma se pueden ver las cosas de otra manera.

El cuatro de espadas también le indica al consultante que sus fuerzas o energías están bastante diezmadas y que es necesario que se dé un respiro. Es momento para curarse de las heridas del pasado y de cualquier acontecimiento desagradable que haya acontecido.

También es un carta que cuando está en posición positiva indica que la persona es consciente de sus problemas, que está meditándolos adecuadamente, sopesando sus pros y contras, pero desde una actitud reflexiva y positiva.

Significado en negativo del cuatro de espadas

En posición negativa, el cuatro de espadas obliga al consultante a un tiempo muerto, a realizar un parón por su propio bien. La persona puede estar viviendo un período de ansiedad o tensión extrema en la que no es capaz de sentarse y reflexionar sobre el asunto que le provoca ese desasosiego. Hay una carencia de fe y se ve todo desde una perspectiva muy negativa.

Este arcano menor en negativo también indica que el consultante se siente solo y aislado del resto de gente. Muchas amistades o conocidos han dejado de contar con él para hacer ciertas actividades. Si la persona se siente rechazada, el cuatro de espadas aconseja que elegir la paz antes que el conflicto y que lo mejor es apartarse para renacer con nuevas ideas y energías totalmente renovadas.

Con el cuatro de espadas, el consultante no comprende sus problemas, no los quiere ver y esta situación le acarrea muchos más inconvenientes.

Share: