Cuatro de oros

850
0
Share:

Significado general

En general, el número cuatro es la materialización de las ideas. Como consecuencia del tres, el cuatro transforma la creación. Con el cuatro empieza a reafirmarse las cosas que habíamos empezado. Nos sentimos creadores y vemos que todo avanza en un sentido u otro.

El cuatro de oros nos invita a construir, a fundar. Nos invita a equilibrar aspectos relacionados con el terreno laboral y la seguridad material. Si se identifica con el consultante nos habla de una persona organizada, concreta que ha sabido levantar las paredes de su castillo con fuerza y tesón, de manera disciplinada y muy estructurada.

Significa en positivo del cuatro de oros

Cuando el Cuatro de Oros aparece en positivo en una tirada de Tarot nos dice que el consultante está viviendo o está a punto de vivir una época de seguridad financiera fruto de su trabajo. Empieza un momento y un capítulo placentero en la vida de la persona porque ve colmadas todas sus necesidades tanto materiales como sentimentales y espirituales. Los proyectos empresariales avanzan como es debido y el éxito empieza a llegar. El dinero aparece siempre que se necesita y hay un desahogo económico bastante importante.

Es un Arcano Menor que no obstante también avisa de que la persona se puede dejar llevar por una vida material en exceso y que puede convertirse en un ser huraño cuyo éxito financiero le puede llevar a tener una actitud mezquina y ávara.

El Cuatro de Oros también indica recompensas económicas, aumento de sueldo, propiedades duraderas, recompensa por originalidad e inversiones seguras.

Significado en negativo del cuatro de oros

Cuando aparece en negativo, el Cuatro de Oros vaticina ciertos obstáculos para la consecución de un negocio. El consultante se va a encontrar con dificultades materiales, y sobre todo, económicas para hacer frente a su ritmo de vida y pagar todas las deudas o facturas que debe.  Si se está esperando un dinero, pronostica cierto retraso en el pago.

Es una carta que en posición invertida advierte de que hay demasiada codicia. Es la carta de las personas que sólo quieren obtener riquezas y que viven excesivamente apegadas al mundo material. Es una persona que valora el dinero por encima de su valor real y que vive apegado en exceso a todo lo que tiene que ver con bienes materiales. Las posesiones y el dinero es lo único que preocupa a la persona y como resultado es posible que se sienta constantemente insatisfecha e infeliz.

Share: