Las escaleras y los espejos en el Feng Shui

720
0
Share:

Las escaleras y los espejos son dos elementos importantes dentro de la técnica oriental del Feng Shui. Ambos tienen que colocarse de manera adecuada para el que el Chi fluya correctamente en el hogar y para conseguir la armonía y prosperidad en cualquier área de nuestras vidas (laboral, económica, sentimental, familiar, etc.)

Las escaleras en el Feng Shui

Para el Feng Shui, las escaleras son el camino que permite al Chi transitar entre los distintos niveles de una casa o edificio. Para los seguidores de este arte oriental es una gran obstáculo que una escalera se comunique de manera directa con la puerta de entrada ya que favorece que el Chi se desplace directamente del exterior a los pisos superiores –que están más separados y, por ende, menos preparados para protegerse de la energía que reina en el exterior, lo que llamaríamos Chi exterior-. Cuando esto sucede, se pueden colocar amuletos de protección al pie de la escalera y también plantas muy resistentes como la sansiviera.

Para los principios del Feng Shui, las escaleras que giran en ángulos curvos ejercen efectos más benéficos que las que sólo suben en líneas rectas o giran en ángulo recto. Para contrarrestar los efectos que ejerce este tipo de escaleras –importante recordar que las esquinas o rincones son lugares en los que se acumula el Sha o energía negativa- se puede colocar un objeto de forma redondeada en la zona donde se ubica el ángulo recto o bien en la mitad de la escalera cuando describe una línea recta.

Los espejos en el Feng Shui

Para los chinos, los espejos se utilizan para atraer el agua y beneficiarse de sus efectos naturales y energéticos; para aumentar las ganancias y hacer crecer el capital de una familia o de una empresa; para bendecir la comida cuando se ubica cerca de la mesa donde se come y para ahuyenta los espíritus dañinos.

Según las enseñanzas del Feng Shui, los espejos no deben estar demasiado altos  y en un dormitorio no se aconseja que haya más de dos porque podrían generar un exceso de Chi que podría ser perjudicial para los miembros de un hogar. Los espejos en el techo son muy útiles para ensanchar las zonas de la casa excesivamente estrechas que facilitan la acumulación de Chi enfermo o Sha También es la solución ideal para limpiar energéticamente las zonas ocultas que se producen en los ambientes con forma de “L”.

Share: