Los chohanes

1707
7
Share:
chohanes

los chohanes

Ser chohán significa ser dueño y señor de uno de los 7 Rayos. Es quien tiene el poder de administrarlo acorde a las peticiones de los hombres en la Tierra. Cuando una persona invoca la presencia de un determinado rayo, el chohán atiende su súplica y envía el Rayo para envolverlo y beneficiarlo de sus virtudes y cualidades únicas.

Un chohán ha sido previamente Maestro de los 7 Rayos y conoce cada uno de ellos. Quien ostenta este cargo ha sido previamente seleccionado entre todos los seres ascendidos más capacitados que han salido de la Tierra. Un chohán ha conseguido la auto maestría en vida y ha ganado como premio la ascensión.  Tras recibir el título de chohán por la Jerarquía Cósmica se especializa en un rayo específico y se convierte en el amo absoluto. A partir de ese momento se convierte en el brazo ejecutor de ese Rayo y decide cuándo, cómo y dónde entrará en acción.

La misión de un chohán es servir a la Humanidad, a las almas que están encarnadas en el mundo terrenal bajo apariencia de hombre. Tiene una responsabilidad soberana por Orden Divina de enviar el Rayo aportando sus máximos beneficios.

mejores videntes

Un chohán actúa en planos de perfección. Según la Metafísica, los diferentes planos existen de manera simultánea, por tanto los chohanes se encuentran con nosotros para atender nuestras peticiones y colmarnos con los beneficios de cada Rayo.

¿Quién es el chohán de cada Rayo?

chohanesEl chohán de cada Rayo es:

1. El Morya, Chohán del Rayo Primero, el Rayo Azul.

2. El Señor Lanto, Chohán del Rayo Segundo, el Rayo Amarillo.

3. Pablo, el Veneciano, Chohán del Rayo Tercero, el Rayo Rosa. .

4. Serapis Bey, Chohán del Rayo Cuarto, el Rayo Blanco.

5. Hilarión, Chohán del Rayo Quinto, el Rayo Verde.

6. Lady Nada, Chohán del Rayo Sexto, el Rayo Rubí.

7. St. Germain, Chohán del Rayo Séptimo, el Rayo Violeta.

Contacta con el chohán

Cuando necesites sentir las virtudes de un Rayo, simplemente cierra los ojos. Inspira y expira varias veces para relajarte. A continuación, llama a su chohán y pídele que te envié el Rayo para un determinado fin. Haz bien la petición y asegúrate que lo que pides se corresponde con la virtud del Rayo.  Por último, visualiza cómo el Rayo viene a ti, penetra por tu chakra coronilla y baja por todo tu cuerpo envolviéndote y colmándote de todo lo bueno que hay en él.

Share: