Mi hijo es Virgo: Claves para educarle

253
0
Share:
como educar a virgo

Cómo educar a Virgo

como educar a virgo

Si eres padre o madre primerizo, tener un hijo Virgo es un regalo del cielo y si ya eres veterano, te asombrarás de lo fácil que puede resultar educarlo después de superar otras pruebas de fuego con otros signos. Y es que Virgo es simplemente encantador. Puede ser un poco variable: hoy puede levantarse pacífico y tranquilo y mañana ser vitalidad y ajetreo constante. Pero pese a esta dualidad, el pequeño Virgo ni necesita disciplina ni que estés siempre detrás para corregirle. Cuando menos te des cuenta, habrá cumplido la mayoría de edad y volará sin apenas haberte causado complicaciones.

El pequeño Virgo es muy disciplinado desde muy pequeño. No tendrás que decirle que haga los deberes del colegio antes de salir al parque porque él solo es consciente que para disfrutar del columpio, antes tiene que cumplir con sus tareas escolares. Además tampoco tendrás que estar constantemente diciéndole que ordene su habitación o guarde sus juguetes. Por naturaleza, a Virgo le gusta tenerlo todo meticulosamente ordenado y limpio.

videntes recomendadas

Uno de los problemas con el que seguramente tendrás que batallar es la comida. Lo empezarás a notar cuando empieces a darle las primeras papillas. A Virgo cuando no se le acierta con el paladar, es capaz de apretar sus labios e impedir que entre algo que le disguste. En el fondo, es una característica muy propia de este signo. Virgo es un poco sibarita, de gusto refinado y bastante tiquismiquis en el terreno gastronómico o culinario. Deberás enseñarle que, a pesar de sus gustos, es importante que no se muestre desagradable cuando algo no es de su agrado.

Un aspecto en el que tendrás que trabajar a menudo es en su autoestima. Los Virgo, por regla general, se valoran poco e incluso, en determinados momentos, pueden sentirse inferiores al resto de mortales. Así que no escatimes en elogios hacia tu pequeño. Regálale los oídos como merece –sin excederte- para que pueda crecer seguro de sí mismo. Un Virgo al que no se le dan abrazos, besos y arrumacos de pequeño, puede ser débil el resto de su vida.

Y un último consejo. Si alguna vez se equivoca o llega a casa con algún suspenso, no lo regañes ni critiques en exceso. Para Virgo, un consejo o una advertencia es más que suficiente para darse por aludido y corrija su actitud. Si comete un fallo y le recriminas exageradamente, puede obsesionarse demasiado porque pensará que no ha estado a la altura de lo que se esperaba de él.

Share: