¿Qué hacer si no puedes dormir?

1
0
Share:
que hacer si no puedes dormir

Sufrir insomnio es la pesadilla y el mal de muchas personas. No poder conciliar el sueño sabiendo que las manecillas del reloj siguen avanzando y que en cualquier momento sonará la alarma del despertador, es una sensación realmente angustiosa y desesperante. Todos en alguna ocasión hemos sufrido de una noche en vela y nos hemos levantado con un humor de perros. ¿Qué se puede hacer en estos casos?

Lo primero de todo es tomar conciencia de la situación, es decir, asumir que no podemos dormir. Y es que cuanta más importancia le demos, más nerviosos nos pondremos y mucho más difícil será que nos dejemos vencer por el cansancio. Así que la regla número uno es la aceptación y, en estos casos, la resignación. A veces, cuando uno se rinde es cuando empieza a relajarse y a entregarse a los brazos de Morfeo.

Existen también otras técnicas que pueden ayudar a combatir el insomnio aunque, es cierto, que mucha gente tiene las suyas propias porque son las que mejores resultados les dan.

  • Relaja tu mente: El insomnio está causado mayoritariamente por los pensamientos que se agolpan en nuestra mente. Empezamos a pensar en lo que tenemos que hacer al día siguiente, en los problemas que tenemos, etc. y eso hace disparar el cortisol, la hormona del estrés, y que nuestros nervios no nos dejen tranquilos. Por tanto, intenta alejar tu mente de cualquier pensamiento que la acelere. ¿Cómo? Visualizando una escena relajante. Constrúyela con todo lujo de detalles y sumérgete en ella. Imagínate recostado viendo las estrellas en el firmamento, una puesta de sol a la orilla de la playa, las olas del mar rompiendo sobre la orilla, etc.
  • Respira: La respiración puede ayudarnos a bajar el ritmo acelerado que notamos cuando no podemos dormir. Hay un técnica que funciona bastante bien que muchos psicólogos recomiendan ante cuadros de ansiedad. Coge aire hasta que tus pulmones estén completamente llenos y aguanta la respiración durante 3 segundos. A continuación, ves soltando el aire muy poco a poco hasta desinflar tus pulmones por completo. Tienes que hacerlo tres veces seguidas.
  • Levantarte: A veces, sobre todo si compartimos cama con nuestra pareja, lo mejor es levantarse y hacer alguna actividad relajante, pero, eso sí, utilizando una iluminación tenue. Por ejemplo, puedes ponerte a escuchar música tranquila o leer un libro que evidentemente no te ponga más nervioso. A veces, pasear por la vivienda ayuda a la hora de conciliar el sueño.

Y sobre todo, no te olvides de tener unos hábitos saludables de sueño. Un buena higiene del sueño permitirá que no tengas tantos problemas a la hora de dormir.

Share: