Pautas para hallar el significado de los sueños

112
0
Share:

Una vez hemos apuntado todo lo que hemos soñado en nuestro diario de sueños, nos queda la parte más interesante y sorprendente, su interpretación. Siempre que vayamos a interpretar un sueño tenemos que partir de una mente objetiva y libre de prejuicios. Si partimos de ideas preconcebidas o dejamos que nuestra parte más subjetiva entre en juego, no lograremos encontrar el significado real que subyace. Por tanto, es importante dejarse ir y desapegarnos a nivel emocional.  Tampoco hay que sentir vergüenza ni sentirnos cohibidos ante un significado que podamos encontrar y que realmente puede sorprendernos. Sentir vergüenza de los sueños es asustarnos y boicotearnos a nosotros mismos.

También es importante remarcar que no todos los sueños pueden ser interpretados por uno mismo. No tenemos que obsesionarnos con buscar una respuesta cuando quizás no la hay.

Para empezar a interpretar un sueño hay que seguir una serie de pautas o tener en cuenta una serie de normas que nos guíen adecuadamente.

La edad y el sexo

Está claro que una persona adulta siempre habrá pasado por un mayor número de experiencias que un niño y por tanto la simbología de sus sueños será más amplia y rica. Un niño todavía no ha pasado por las etapas necesarias para marcarse una serie de inquietudes y retos que pueden marcar su personalidad.

tarot amor

De qué trata el sueño

Es de suma importante saber sobre qué va el sueño, es decir, para hallar un significado lo más aproximados, hay que intentar conocer su trama o argumento. A veces, puede ser una trama sencilla, pero otras veces nos podemos encontrar con otras carentes de cualquier lógica o estructura. También puede ocurrir que el argumento sea tan complejo que no sepamos como explicarlo. No obstante, cuando se trata de sueños difíciles de estructurar puede estar indicando la presencia de muchas dificultades o preocupaciones. En última instancia, dependerá de cómo nos afecta a nivel emocional.

Quién o quiénes aparecen en el sueño

Es otro aspecto que no hay olvidar. Los personajes que aparecen y los roles o papeles que desempeñan son elementos claves a la hora de buscar un posible significado. Nunca esta de más repasar las emociones o sensaciones que hemos tenido cuando hemos visto a esas personas en nuestro sueño y sobre todo qué actitud hemos tomado ante ellas. Ser un mero espectador de lo que soñamos nada tiene que ver con ser el protagonista o tener un papel de reparto o secundario.

Los papeles de las personas que aparecen en el sueño

Es importante conocer el rol que tienen las personas que aparecen en nuestros sueños ya que seguramente llevarán un significado implícito. Por ejemplo, el papel de madre nos puede llevar a la necesidad de sentirnos protegida. El padre puede significar decisión, energía, impulso y coraje para enfrentarse a determinadas tareas. Los amigos, hermanos o vecinos siempre son aquellas facetas de nosotros mismos que sólo apreciamos cuando las proyectamos en los demás. Un abuelo o abuela o una persona anciana siempre tiene que ver con la sabiduría y experiencia en la vida.

vidente pareja

El marco o escenario del sueño

El lugar donde se desarrolla nuestro sueño también es muy importante para interpretarlo correctamente. Un espacio cerrado no es lo mismo que uno abierto o público.

Habitualmente cuando nuestro sueño transcurre en un lugar cerrado es algo que nos afecta y concierne directamente. El mayor grado de desorden o suciedad que haya en su interior simbolizará el estado de nuestro mundo interior. Si además es un espacio austero con poca decoración, representará la falta de una vida interior rica.

La vestimenta en los sueños

El vestuario que llevemos o lleven las personas que aparecen en el sueño cambiará evidentemente su aspecto externo pero también nos estará indicando las intenciones o deseos que tienen cada uno de ellos a la hora de querer o no influir sobre los demás.

Por ejemplo, cuando vemos a alguien desnudo en sueños o somos nosotros los que aparecemos despojados de cualquier vestimenta significa honestidad, claridad. La persona se está mostrando tal cual es ante el mundo. Evidentemente también tendremos que tener clara las emociones que provoca. Si nos avergonzamos de ir desnudos es que no estamos siendo como realmente somos ante los demás.

Muchos estudiosos del mundo de los sueños consideran que cuanto más complejo y recargado es el vestuario más falsedad y peligro entraña.

Los productos que aparecen en sueños

Los productos que se consumen en los sueños como las bebidas o alimentos también son determinantes en el significado. Normalmente se interpretan como alimento espiritual. Cuando se comparte con los demás se entiende que la persona está dispuesta a crecer a través de una comunidad de personas y enriquecerse de sus conocimientos. Si fuéramos nosotros los que en el sueño damos alimento o bebida puede denotar la necesidad de ayudar a los demás.

Los accidentes y enfermedades en los sueños

Suelen ser sueños bastante recurrentes. Lo primero que hay que tener en cuenta es que seguramente se trata de un aviso. No necesariamente tiene que trasladarse a un plano físico. Un accidente o enfermedad puede interpretarse perfectamente como que nuestra vida interior está en peligro.

A veces, vernos en una mesa de operación y que el médico nos extrae un órgano no es más que la necesidad de eliminar algo de nuestra vida. El hígado se asocia con emociones como la ira; el corazón es infelicidad, etc.

Los viajes en los sueños

También son sueños bastante recurrentes que brotan con frecuencia. El viaje, en líneas generales, viene a representar del algún modo el desarrollo de nuestra vida. Las encrucijadas, los ríos o los obstáculos representan los problemas o las limitaciones de nuestro mundo interior. Absolutamente todo lo que aparece en el transcurso de un viaje tiene correlación con nuestra vida personal. Por ejemplo, el equipaje no deja de ser un lastre de problemas que nos impide marchar más rápidamente.

Los animales en los sueños

Para muchas tribus amazónicas, los animales son seres vivos que encarnan el espíritu de los dioses. Muchos de sus mitos y divinidades están cargadas de representaciones animales. No es de extrañar que a través de la conciencia colectiva, aparezcan animales en nuestros sueños. Por ejemplo, los perros representan la fidelidad y devoción, mientras que los gatos son símbolo de poder, independencia y sigilo. Los animales que aparecen en los sueños nos dicen qué parte de nosotros mismos no reconocemos por resultar tan obvia y elemental.

Las emociones en los sueños

Soñar que estamos en un campo abierto, al aire libre, rodeado de naturaleza, puede ser un sueño agradable para unos y traumático y angustioso para otros. Por tanto, una de las pautas para hallar el significado correcto de lo que estamos soñando es hacer caso a las emociones que nos producen.

Las emociones en sueños podemos catalogarlas como alegría, felicidad, tristeza, angustia, ira, rabia, frustración, desesperación, etc. Retomando el ejemplo anterior, vernos en un campo al aire libre felices y contentos vendría a significar nuestra ansia de libertad. Si nos sentimos tristes y desesperanzados, podría estar hablando de miedo a la soledad.

El día y la noche en los sueños

Junto al marco o escenario en el que se desarrolla el sueño, es un factor muy importante a tener en cuenta. El día se asocia con la claridad, el espíritu libre, el mundo material, las situaciones favorables, etc. En cambio, la noche se adentra en nuestra personalidad más oculta y destapa todo lo negativo.

Estas son, a grandes rasgos, las pautas o aspectos a tener en cuenta a la hora de encontrar un significado a nuestros sueños. Evidentemente, siempre habrá que completarlo con un diccionario de sueños para desglosarlo pormenorizadamente.

Share: