Reencarnación

141
0
Share:

¿Crees en la reencarnación? Parece que la reencarnación siempre ha estado sometida a las creencias religiosas, sin embargo, la ciencia también ha querido opinar sobre esta cuestión, con argumentos encontrados tras la investigación y los hechos empíricos.

Muchas personas se acogen a la reencarnación como salvoconducto, como garantía de que la vida no acaba después de la muerte, como tabla de salvación o incluso como motivación para llevar una vida ejemplar que les ofrezca una segunda oportunidad.

Para los más creyentes, la reencarnación no supone ningún tipo de duda, sino que es un hecho que no admite vacilaciones ni conjeturas. Sin embargo, quienes son más agnósticos o escépticos, la reencarnación no tiene argumentos sólidos que la mantengan, pues no contemplan esa parte espiritual del ser humano que puede superar o sobrevivir al cese de las constantes vitales, al fin de la vida del cuerpo material.

Pero, el propio avance de la ciencia ha sido capaz de demostrar que existe algo que se escapa al conocimiento, que sobrepasa a la propia ciencia,  y que solo algunos científicos e investigadores, sobre todo relacionados con la rama de la neurología y la psiquiatría, han empezado a abrir un campo con el que se pretende demostrar que el concepto del alma no se ciñe únicamente a creencias religiosas o aspectos filosóficos, sino que puede encontrar un fundamento para justificar su existencia, basado en la propia física.

Así, por ejemplo, científicos como el doctor en psiquiatría Brian Weiss, el físico teórico Henry P. Stapp o el científico cuántico Stuart Hameroff, entre otros, han desarrollado diferentes teorías que podrían explicar la existencia del alma, basándose en las investigaciones dentro de su propio campo.

En algunos casos, las experiencias cercanas a la muerte, en la que personas que han permanecido con muerte cerebral durante varios minutos  y que han vuelto posteriormente a la vida, han podido relatar una serie de hechos que escapan a la realidad cognitiva y que ha despertado el interés de la ciencia para conocer las circunstancias físicas que han podido provocar esta situación. El Dr. Hameroff, por ejemplo, señala que la conciencia del ser humano existe en el universo desde sus inicios, y por tanto existe una interconexión entre ambos que, basándose en conocimientos de física cuántica, puede existir una comunicación intrínseca que permite el intercambio de información entre el ser humano y el universo.

tarot sin preguntas

Por otro lado, científicos del campo de la psicología o la psiquiatría, como el doctor Weiss, defiende la existencia del alma, y por tanto de la reencarnación, tras sus estudios realizados con personas que han ido a su consulta  y que se han sometido a sesiones de hipnosis para  seguir el  camino de la conciencia hasta el pasado, hasta situaciones que han podido marcar y determinar el comportamiento o actitud de sus pacientes. En estas sesiones, ha podido conocer experiencias de personas que han narrado situaciones vividas en épocas pasadas, pero no dentro de su vida actual, sino de otra vida anterior.

También existen teorías que afirman que tanto las marcas de nacimiento como una determinada malformación del  bebé, pueden tener su origen en la reencarnación, en que las almas de otras personas  han ido a parar al cuerpo del recién nacido, con muestras de las mismas marcas que tenían los cuerpos fallecidos.

Se conocen diferentes casos muy curiosos, en los que se puede constatar que la esencia de un ser humano, diferenciada del cuerpo físico, ha podido manifestarse en otro  cuerpo, mostrando características muy particulares, como la grafía al escribir, conocimientos de una lengua diferente a la materna, enfermedades como el asma, a la que se adjudica una relación directa con antepasados que murieron ahogados… Algunas de estas particularidades han podido encontrar una explicación en el legado genético, sin embargo, otras muchas tienen una explicación muy lógica y coherente, si aceptamos la opción de que esa esencia, esa conciencia o alma de un fallecido ha podido traspasar las fronteras de la ley física para instalarse en un nuevo cuerpo.

La reencarnación puede ser un tema que cause muchas controversias y que, sacado en una conversación, puede provocar diferentes opiniones, algunas totalmente contrapuestas a las otras. Sin embargo, al margen de creencias y cuestiones de fe, lo que es evidente es que el mundo de la ciencia se ha  visto en la obligación de tomar cartas en el asunto, pues dentro de su propia idiosincrasia y conocimientos  que la constituyen como tal, no han encontrado los elementos necesarios que puedan explicar determinados acontecimientos, por lo que han tenido que abrir su abanico de posibilidades y, atendiendo a sus criterios basados en la observación e investigación, llegar a la conclusión de que hay algo más que el cuerpo físico y las conexiones neuronales del ser humano, lo que les ha llevado a reconocer que también existe un alma que puede relacionarse con el universo y crear conexiones reales y demostrables con otros seres.

Esto puede servir de argumento para convencer a los escépticos de que la reencarnación es posible y va más allá de la religión.

Share: