Soñar con animales

0
0
Share:
soñar con animales

Soñar con animales nos traslada directamente a nuestros instintos primarios, a nuestras necesidades y deseos que pueden verse reprimidos en nuestro estado habitual de vigilia. Todo dependerá del animal con el que soñemos (soñar con perros, soñar con gatos, soñar con tortugas o soñar con animales salvajes) para encontrar realmente el significado oportuno y tratar de desvelar lo que nuestro inconsciente nos está intentando decir.

soñar con animalesLos animales en sueños simbolizan, sin duda, los aspectos más salvajes e incivilizados de uno mismo. Por tanto, soñar que estamos luchando contra una animal significa que una parte oculta de nosotros mismos está siendo rechazada o nuestro inconsciente está intentando traerla a un plano consciente para depurarla. Para saber qué es lo que no se está aceptando, habría que saber con qué animal en concreto se está soñando.

En el caso de que en nuestro sueños los animales puedan hablar con nosotros, es una representación del conocimiento superior y, por tanto, nunca hay que dejar pasar por alto el mensaje que se nos está intentando trasladar. Para algunos expertos en el mundo onírico, un animal que nos habla mientras dormimos denota el potencial que tenemos para conseguir todo lo que deseamos y lo que queremos ser.

Cuando se sueña que estamos salvándole la vida a un animal quiere decir que estamos reconociendo en ese ser ciertas emociones y características que nos son propias. Este sueño también se puede producir cuando tenemos nuestra autoestima demasiado baja o nos sentimos sobrepasados por los acontecimientos externos.  Es una forma de ver nuestros sentimientos y la forma en como experimentamos y vivimos determinadas situaciones diarias a través del animal.

Si en el sueño nos vemos dejando libre a un animal, por ejemplo, abriéndole la jaula a un pájaro para que salga de ella y vuele o bien quitando la cerca de una granja para que salgan todos los animales que hay en su interior, es una señal de que queremos liberar todos nuestros deseos más primarios o primitivos.

En ocasiones, podemos encontrarnos ante un sueño en el que vemos a un animal o varios en una laboratorio. Cuando esto ocurre, quiere decir que hay un aspecto de nosotros mismos que está siendo constantemente reprimido. Es cuando la persona no se siente capaz de expresar plenamente sus deseos y emociones. También puede interpretarse como una necesidad de experimentar con nuestros miedos y creencias.

Si en el sueño sentimos miedo del animal que tenemos delante y en la vida diaria no nos ocurre, denota cierto temor a sacar los impulsos naturales, seguramente porque desde la infancia se han intentado reprimir de manera constante.

Share: