Soñar con conducir un coche

2
0
Share:
significado-sueño-conducir

Estamos ante un sueño al que hay que prestar mucha atención a todos los detalles ya que nos puede ofrecer diferentes significados sobre determinados aspectos de nuestra vida. Lo primero que hay que tener en cuenta es saber quién conduce el coche en sueños. ¿Somos nosotros mismos o, por el contrario, es otra persona?

Si somos nosotros los que estamos al mando del volante del automóvil, quiere decir que tenemos el control de nuestras vidas y que en todo momento somos plenamente conscientes de las decisiones que tomamos. En cambio, ¿qué ocurre si es nuestra madre, padre, jefe o profesor quien lo conduce? Si esto ocurre, nuestra vida está excesivamente condicionada por los valores o creencias que estas personas nos han intentado inculcar a lo largo de nuestra vida.

Otro de los aspectos determinantes a la hora de dar con un significado específico es sentir las emociones que nos produce el sueño de conducir un coche. Si la persona se siente a gusto, feliz y relajada, es un buen augurio porque significa que tenemos claro lo que queremos conseguir en la vida, estamos luchando por ello y el camino que tenemos por delante se nos presenta diáfano y sin ningún tipo de obstáculo.

soñar-conduccion

Todo lo contrario ocurre cuando soñamos que conducimos un coche y nos sentimos malhumorados, tristes, apáticos o excesivamente estresados. En este caso, nuestra vida no está siendo lo fácil que nos gustaría y es probable que nos continuemos encontrando con diferentes obstáculos para lograr nuestros objetivos.

Si en el sueño, la persona no puede hacerse con el control del volante, el significado es bastante negativo. Quiere decir que nuestra vida está a merced de los demás, nos dejamos manipular fácilmente y que no sabemos decir “no” a lo que constantemente se nos pide. También puede indicar que la persona carece de rumbo en la vida, es decir, no tiene unas metas o unos propósitos establecidos y se encuentra perdido.

Si mientras se conduce el coche en sueños se acelera demasiado para llegar al lugar del destino, quiere decir que queremos correr demasiado en la vida y que seguramente podemos pasar por alto ciertos aspectos fundamentales para conseguir aquello que deseamos. En el caso de que se conduzca a una velocidad prudencial, significa que en todo momento sopesamos y valoramos los pros y los contras de nuestras acciones.

Si en el sueño sufrimos un accidente mientras conducimos el vehículo, es una señal que nos está lanzando nuestra mente subconsciente para que tomemos un poco de distancia de los problemas y nos serenemos. En realidad, es una invitación a relajarnos y ver las situaciones desde otro punto de vista más pausado. A veces, un accidente, también puede entroncar directamente con miedos que podamos tener acerca de un fatal desenlace en nuestra relación de pareja o en asuntos laborales.

Share: