Venus sextil Marte, Júpiter, Saturno y Urano

1483
0
Share:

Venus sextil Marte

Cuando Venus se muestra sextil con Marte se presenta una etapa fructífera en la comunicación con el sexo opuesto, donde se muestra un gran entendimiento en los diferentes aspectos que se traten en común.

Es una buena etapa para viajar, para participar en distintas actividades en las que formes parte de un grupo, donde haya variedad de opiniones, situaciones sociales o aspectos culturales que puedan proporcionar un mayor crecimiento y enriquecimiento personal.

Puede que te sientas con más ganas de disfrutar de cada momento, así como de sentir gran satisfacción por lo que realizas, acentuando así el valor de las cosas que posees y de la gente que te rodea. Te sientes bajo una influencia de optimismo que te hace ver el lado positivo tanto de las situaciones como de las personas, por lo que tus relaciones personales se verán enriquecidas, tanto en los círculos sociales como en el ámbito más íntimo y próximo. Podrías sentirte empujado a manifestar lo que sientes, y a hacerlo sin pudor porque resulta muy gratificante tanto para ti como para el resto.

Es un buen momento para realizar algún trabajo en equipo, en el que puedas contar con la colaboración de otras personas que aporten su punto de vista o sus recursos en favor de un beneficio común. Tendrás disponibilidad para saber enfatizar y aprovechar aquello que consideras oportuno, así como para descartar lo que no te resulte productivo o acorde a tus pensamientos.

En las cuestiones sentimentales, se prevén situaciones muy halagüeñas en las que podrías encontrar el amor con cierta facilidad, sobre todo si no te resistes a la atracción inmediata que sientes hacia otra persona. Puede presentarse una relación con tal armonía de caracteres, que quieras aprovechar esa buena conexión tanto física como espiritual, para intimar rápidamente, ya que la atracción tiene también una alta dosis de sensualidad.

Venus sextil Júpiter

tarot amor

El planeta Venus en su aspecto sextil con Júpiter puede favorecer una etapa de intensidad, en la que sentirás un incipiente despertar de tu libido y en la que puedes experimentar que tu poder de seducción se ve acrecentado y estimulado.

Se trata de un periodo muy enriquecedor porque puedes potenciar el lado más amable y cooperativo de tu carácter. Lo que en otras ocasiones podrías considerar que entorpece tu camino, con esta situación varía el prisma con el que puedes ver una misma situación, para encontrar la motivación necesaria en cada una de las actividades que emprendas.

Podrías encontrar inútil e injusta una guerra de sexos, ya que vas a poder encontrar el complemento que necesitas en el sexo opuesto, acentuando sus virtudes y comprendiendo mejor su forma de actuar, al tener más en cuenta sus motivaciones. Se puede considerar una fase de aprendizaje personal, descubriendo los beneficios que te aporta ser una persona más comprensiva, que además consigue la aprobación y el  cariño de la gente con facilidad. Se despierta tu lado más conciliador y se apaga aquel lado más beligerante o conflictivo que puedes haber sentido en otras ocasiones, frente a la misma situación.

En el terreno sentimental, la situación de Venus en sextil con Júpiter puede acrecentar tu poder de seducción, siendo consciente de que puedes conseguir mucho más si sabes jugar bien tus cartas. Es posible que tengas una mayor confianza en tus capacidades, en todos los terrenos, siendo el de la conquista uno de ellos. No encontrarás rival que esté a tu altura ni objetivo que te resulte inalcanzable, y algunas de tus relaciones bajo esta influencia, podrían ocasionar viajes o desplazamientos para seguir a la persona amada. Las posibles complicaciones que se presenten en una nueva relación, pueden ser tratadas con mayor comprensión y capacidad resolutiva, lo que puede propiciar que el amor surja en los momentos más insospechados y ante situaciones que parecen poco favorables para que sea algo más que una pasión pasajera.

La situación de Venus en sextil  con Júpiter puede despertar tu lado más jovial, desenfadado y afable en diferentes ámbitos, lo que también puede traducirse como una falta de madurez y responsabilidad en determinadas situaciones que te hagan temer la proximidad del compromiso y prefieras ir saltando de flor en flor durante un tiempo.

Puede que tengas una mayor conciencia de lo que necesitas para ser feliz, y no quieras escatimar tiempo ni esfuerzo por conseguir tus objetivos. También puede ser una etapa en la que tengas un mayor interés por la expresión artística y por disfrutar de espacios naturales al aire libre, donde puedes sentir tu máxima libertad.

Venus sextil Saturno

Cuando Venus se encuentra en sextil con Saturno, puede interpretarse  como una etapa de altruismo y satisfacción ante la posibilidad de ayudar a los demás. Es posible que el individuo bajo esta influencia, actúe de una forma mucho más amable, con capacidad para valorar los mínimos detalles, con un gusto renacido por las cosas sencillas, sin necesidad de tener ostentación a su alrededor para sentirse una persona completa y feliz. Es posible que se produzca una sensación de desprendimiento por las cosas materiales, a las que se les da menos importancia y ejercen una influencia menor en el estado de ánimo personal.

Bajo esta situación, las relaciones personales se ven reforzadas, ya que se disipan las posibles dudas y se suavizan las asperezas existentes, porque se empieza a dar mucha más importancia y valor a las cosas que realmente la tienen. No se pierde el tiempo en nimiedades ni se hace nada para alimentar el odio o la discordia. Al contrario, la agradable sensación que invade el interior de una persona, puede ser la primera motivación para querer encontrar la armonía en su entorno.

Para las parejas que mantengan una relación estable y duradera, es posible que la influencia de Venus en sextil con Saturno les anime a querer dar un paso más, ya sea con la firma de algún tipo de contrato que formalice su relación o con la idea de incrementar la familia.

También es un buen momento para iniciar una relación amorosa, sobre todo cuando se ha pasado por un tiempo de dudas e inseguridades. Los contactos que se iniciaron hace tiempo y que, poco a poco, han ido progresando hasta llevar a un grado de intimidar mayor, pueden tomar un cariz mucho más serio y comprometido, en la que los implicados tengan la total seguridad de que pueden establecer una unión estable y duradera.

En aquellas relaciones en que se esté pasando por algún tipo de crisis, cuando Venus presenta su aspecto sextil con Saturno puede hacer que cualquier decisión relacionada con una posible separación sea aplazada, con el objetivo de plantearse nuevos propósitos creados con la intención de salvar la relación.

Venus sextil Urano

tarot amor

Que Venus presente su aspecto sextil con Urano, puede asociarse a una etapa algo idealista. Es posible que el individuo sienta cierta tendencia a idealizar las relaciones, llegando a tomar un carisma platónico, queriendo amar bajo un romanticismo profundo que tiene más de espiritual que de material. Esta situación ejerce una importante y poderosa influencia sobre la necesidad de expresar los sentimientos y las emociones de la persona, lo que puede ser muy favorable para quien está en contacto directo con la expresión artística como pintores, escultores o poetas. Sentirán que su musa está en todas partes y encontrarán inspiración en todo lo que les rodea para dar rienda suelta a sus sentimientos más profundos. Es un buen momento para que los artistas llegue a crear sus obras maestras, en la que se crea una perfecta combinación entre las capacidades y las intenciones creativas.

Cuando Venus está sextil con Urano, puede representar situaciones algo caóticas debido a la impetuosidad de las acciones. En ocasiones, se puede actuar sin un filtro racional que sea capaz de contener las pasiones y se sienta la necesidad de actuar de manera impulsiva, sin tener demasiado en cuenta las posibles consecuencias.

Es muy posible que se produzcan instantáneos enamoramientos que, sin saber que pueden ser algo fugaces, se quieran formalizar rápidamente con matrimonios algo prematuros o firmas de acuerdos en los que no se tienen en consideración los verdaderos intereses de los contrayentes.

También es muy habitual que las personas más enamoradizas sientan la influencia del aspecto sextil de Venus en Urano, creyendo que encuentran el amor verdadero en cada una de sus relaciones. Pueden crearse demasiadas expectativas que, por regla general no llegan a cumplirse. Aunque no tienen ningún inconveniente en volver a arriesgar su corazón, con más motivo si creen que una nueva ilusión puede hacer que se curen más rápidamente sus heridas.

El sextil de Venus con Urano también puede fomentar la inclinación de una persona por romper con los moldes que considera más represivos, anticuados y que se oponen a la libertad del individuo. Puede despertar su vena más rebelde y querer expresar abiertamente todos sus ideales, en ocasiones de una forma poco ortodoxa o convencional. Se huye de lo material por acercarse a lo espiritual, sintiendo una especial atracción por la vida más bohemia.

Share: